EL AYUNTAMIENTO DE ISLA CRISTINA DEDICA UNA PLAZA AL PÁRROCO MANUEL GÓMEZ ORTA

La completa tarde de actividades en Isla Cristina comenzó ayer con el Homenaje al Cura Párroco Don Manuel Gómez Orta, quien prestó su ministerio durante cuarenta y nueve años, hasta su jubilación, en la localidad costera.

Con un sencillo Homenaje, organizado por la Hermandad de Nuestra Señora del Mar, al ser esta Parroquia a la que llegó por primera vez y a la que trajo la imagen de la Virgen, la feligresía y todas las personas que quisieron sumarse, le reconocían su labor pastoral y todo lo que llevó a cabo durante todos los años en los permaneció en la localidad. 49 y 15

El Homenaje comenzó con una Misa, oficiada por el Rvdo. Párroco Héctor Hugo Vásquez y concelebrada por el Rvdo. Párroco Gregorio Kozar y el propio Manuel Gómez Orta, que dió la Homilía en la que resumió su paso por la Barriada isleña con la Virgen como hilo conductor y en la que se mostró muy emocionado y agradecido cuando comenzaban a aflorar todos los recuerdos que atesora en su memoria de los quince años en los que permaneció en esta Parroquia.

Asistía a la Misa una amplia representación de la Corporación Municipal encabezada por el alcalde, Jenaro Orta, así como el Presidente del Consejo de Hermandades, Javier Castro, el Hermano Mayor de la Hermandad de la Virgen del Mar, Manuel Ramos y representantes de las distintas Hermandades y Grupos religiosos y parroquiales de la localidad así como representantes de la Asociación de Vecinos, presidida por María Casado y muchos feligreses que quisieron acompañar a Don Manuel y en el que se le hizo entrega de varios obsequios conmemorativos de este momento, entre ellos, el pergamino que le entregó el alcalde, junto a la Corporación Municipal, en nombre del Ayuntamiento

Finalizada la Misa, los presentes se dirigieron a la plaza, ubicada en la barriada de la Punta del Caimán, aneja a la Avda. Manuel Carrasco (antigua avenida del Atlántico) dedicada al Cura Párroco, para proceder al descubrimiento de la placa con su nombre.

De nuevo a este entrañable acto, que contó con la participación de la Coral Polifónica Padre J. Mirabent, que volvía a recibir Manuel Gómez Orta muy emocionado, asistía una amplia representación institucional.

Fue el propio sacerdote quien, junto al alcalde isleño, el encargado de descubrir la placa.

Todos los presentes coincidieron en poner en valor «la gran labor pastoral y todo el bien que el cariñosamente llamado cura de la Punta, hizo por esta barriada» lo cual «le hacen más que merecedor, aunque el diga que no lo merece, de este reconocimiento.»

Como dijo el alcalde, quien guarda un vínculo especial con el sacerdote y al que conoce desde hace muchos años «todo es poco para devolver a Don Manuel todo lo que hizo por nosotros, por Isla Cristina y con este reconocimiento hemos querido devolver parte de ese honor que el Pleno del Ayuntamiento ya hizo en 2011 y que hoy culmina en la inauguración de su plaza, en su barriada, en su pueblo» dijo Orta, dedicándole unas sencillas y bonitas palabras de agradecimiento a toda esa gran labor mostrándose muy ilusionado por como dijo «compartir, como alcalde, este momento con usted.»