Documento del mes: febrero de 2016

Archivo Municipal de Isla Cristina, Leg. 132, Carta al alcalde más antiguo de la villa de La Redondela

Con el documento que traemos este mes desde el Archivo Municipal de Isla Cristina, entramos de lleno en la segunda de las grandes secciones en que éste se encuentra dividido, la de Secretaría.

La Secretaría del Ayuntamiento engloba entre su documentación no solo la correspondencia, que es el caso de hoy, sino también series tan importantes para la historia local como los padrones, las quintas, el propio archivo y la documentación interna del mismo, personal, los servicios jurídicos, sanidad, cementerio, obras y urbanismo, patrimonio, educación, cultura, abastecimientos, policía, etc., siendo una de las más extensas y completas del archivo.

Comenzando por una de las primeras series, traemos la primera carta que obra en el archivo, que se convierte, además en uno de los documentos más antiguos del mismo, fechándose muy a finales del siglo XVIII, concretamente el 31 de agosto de 1799, el mismo siglo de la fundación de la entonces Real Isla de la Higuerita.

Para contextualizar el mismo hay que tener en cuenta que, pese a la Real Orden emitida por Carlos III el 15 de abril de 1788 donde la Marina tomaba posesión de la Isla en nombre del rey, ésta no se hizo efectiva, continuando sus habitantes sufriendo las injerencias tanto de las autoridades de Ayamonte como de La Redondela, ambos pueblos limítrofes y pertenecientes al Marquesado de Ayamonte. De esta forma, las autoridades redondeleras se arrogaron la licencia de nombrar alcalde durante los años de 1799, 1800 y 1801. Estos fueron, respectivamente, Antonio Roselló, Juan Martín Faló y Juan Travé. En virtud de otra Real Orden, esta de Carlos IV de 14 de febrero de 1802, por fin la Marina se hizo cargo del gobierno efectivo de la Real Isla de la Higuerita.

Descendiendo en el contenido del documento, se puede observar en él como un representante de la administración que la Real Hacienda poseía en Ayamonte acude en auxilio del alcalde de La Redondela para que intervenga ante uno de los dueños de las compañías salazoneras catalanas, el mataronés Jaime Llavina, y devuelva el dinero impuesto a un marinero de Lepe, que había introducido aceite para los también comerciantes Cayetano Pascual Rodríguez y Manuel Esquivel, sin haber satisfecho el impuesto de alcabalas, un tributo que pagaba en cualquier localidad el forastero que vendía algún género dentro de ella.

El texto íntegro del documento dice así:

“Habiéndose presentado en esta Higuerita en el día 28 de julio antecedente el marinero José de Oria con una carga de aceite de la villa de Lepe para Cayetano Pascual y don Manuel Esquivel, y observado que el despacho con que lo conducía contenía en sí varios defectos para llenar las intenciones del capítulo 49 de la Real Orden de 1575, determiné (por haberse excusado el dicho marinero al pago de la alcabala que adeudaba) que se consignase la cantidad que juzgué necesaria para satisfacción de ella, que fueron 23 reales, los que quedaron en Jaime Llavina amo de una de las compañías existentes en dicha población; y habiendo después, con acuerdo de la Administración de Ayamonte, hecho manifestación a dicho consignatario que aportase la cantidad depositada, para darle la aplicación que corresponde, se me ha excusado a su efecto con pretextos frívolos, desentendiéndose al requerimiento que se le hacía; en esta atención, y en la que por esta causa está sufriendo la Real Hacienda notables perjuicios, siendo muy justo el que quede indemnizada de ellos, y el que dicho don Jaime mire con la mayor atención las disposiciones de esta Administración, para cuyo efecto imploro el auxilio de V. y que con su autoridad, y por medio de sus alguaciles haga entender al dicho Llavina verifique la entrega de la cantidad depositada, y de que mire (como expuesto llevo) con la atención debida los asuntos de la Real Hacienda, pues todo es conforme a Justicia, la que espero de la notoria justificación de V. y de su celo al Real servicio.

Dios guarde a V. muchos años.
Higuerita, agosto 31 de 1799

Narciso Antonio Romero
Sr. Alcalde más antiguo de la “Villa de La Redondela”